Más conclusiones después de Sevilla

Tras el evento sucedido en Sevilla que tenía a las TIC y a la eficiencia energética como máximos sujetos, debemos empezar a tomarnos en serio lo que allí se dijo. En primer lugar remarcar los vaticinios que siempre son interesantes aunque no dejen de ser algo irreal. En este sentido parece que España puede tener un peso interesante en la reconversión del sector automovilístico que en pocos años tiene que cambiar para dejar atrás el petróleo como base del combustible.

Por otro lado es interesante ver como los americanos han puesto un voto de confianza tan grande en nuestro país. Según lo que afirmaron España es el octavo inversor en Estados Unidos y puede mejorar su posición si compite con herramientas distintas. En este sentido esas herramientas son sin duda las NNTT relacionadas con la sostenibilidad. Es decir un mercado inexplorado que solo los países más punteros están desarrollando en sus universidades.

El Estado español no podrá competir durante los próximos años con ninguna economía emergente debido a las diferencias de población. De todas maneras si que puede hacerlo ofreciendo productos alejados de la norma y que tengan un valor añadido como lo es la eficiencia energética.

Los comentarios están cerrados.