Vigo desde 2011

La eficiencia energética no sabe de excusas. Podríamos pensar que ahorrar energía depende en muchos casos de la geografía. Es cierto que en zonas como el sur peninsular, el sol y el número elevado de horas solares, puede ser un elemento para obtener energía de esta procedencia, sin embargo, a tenor de la siguiente noticia, descubrimos que en otros lugares de España, la eficiencia energética pega con mucha fuerza.
Es el caso de Vigo. Hace ya algún tiempo, la localidad Gallega, lleva implementados sus propios planes de ahorro y recientemente ha dado las cifras de lo que esos proyectos significan en términos monetarios.
Desde 2011, el consistorio de la ciudad ha dejado de pagar la cifra de 900.000 euros o lo que es lo mismo en conceptos energéticos, 2.848.636 kilovatios por hora.
Las más importantes acciones en este proyecto de eficiencia energética han sido el apagado de luces selectivo de la ciudad y su reducción de potencia con la introducción de nuevos materiales y tecnologías o la instalación de placas fotovoltaicas.
En la primera de estas dos acciones destacadas, cabe destacar que Vigo cuenta con 46.000 puntos de luz, es decir 5.000 más que en 2007, y que con todo consume menos que en esa fecha.
En conclusión, la eficiencia no entiende de localidades, sólo de trabajo e inversión.

Los comentarios están cerrados.